Una víbora shushupe muerde a un vecino de Puija a la altura de la rodilla

REDACCIÓN (SEPAHUA). Santos Pinedo Isacio, de 44 años de edad, sufrió en la mañana del viernes 11 de octubre una mordedura de víbora shushupe en su rodilla derecha. El animal le atacó minutos después de que se introdujera en los montes cercanos a su vivienda, en el barrio Nuevo San Juan de Puija. Según declaró él mismo, había salido cuando todavía no había amanecido para tratar de cazar algún animal para la comida del resto de la familia. “No la he podido matar, pues ha sido al alumbrarla con mi linterna cuando se ha venido de frente a por mí”, informó ya sobre su cama del Área de Hospitalización del Centro de Salud ‘El Rosario’ de Sepahua. El suceso ocurrió a las 5 de la mañana. 

vibora1La primera persona en prestarle auxilio fue su cuñado, Gelder Canayo. “Él ha podido llegar por sus propios medios hasta la casa, así que al toque le he montado en la peque y le he llevado hasta la posta”, explicó. Hay que señalar que el barrio Nuevo San Juan, donde ambos viven, está al otro lado del río del lugar en el que se ubica la posta de salud de Puija. El responsable de la misma, el enfermero Efrén Majín, fue alertado en su casa e inmediatamente comprobó que los signos vitales eran correctos y colocó la vía preceptiva al paciente. “Como podía empeorar en el tiempo siguiente, traté de comunicarme con el doctor David para que me enviasen una ambulancia desde Sepahua pero como era tan temprano todavía su celular no tenía línea”, explicó. El sistema de radiofonía del centro médico se encuentra malogrado, de ahí que el primer aviso llegase a través del regidor Juan Torres, pues fue la primera persona con la que se logró comunicar mediante la radiofonía. “Hablé con el regidor y le indiqué que alertara al doctor David”, dijo el técnico de Puija.

A las 8.40 la embarcación del centro de salud partía rumbo a Puija, llegando al lugar sobre las 09.15 horas. Allí, el señor Pinedo se encontraba consciente, tan solo con dolor en su pierna derecha que ya había sido convenientemente vendada. Nuevamente se comprobaron sus signos vitales y, tras comprobar que se encontraban en buen estado, fue embarcado gracias al apoyo de un grupo de vecinos. A su llegada a Sepahua el herido fue internado en el área de hospitalización, donde se le han realizado  análisis clínicos a la espera de cuál sea su evolución. “En estos casos proporcionar suero antiofídico en las primeras horas es clave, pues el veneno de este animal es letal”, indicó la doctora Karin Yoplac tras un primer diagnóstico. Cabe resaltar que el Centro de Salud del Rosario atiende un promedio de uno o dos casos cada mes por mordedura de víboras. Entre ellas, la shushupe, es de las más comunes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s