Un caso de maltrato familiar, única denuncia registrada por la PNP en Año Nuevo

REDACCIÓN (SEPAHUA). Los efectivos de la Policía Nacional del Perú en nuestra localidad, tal y como nos informó el Suboficial de Tercera, el señor Hidalgo, tan solo registró un suceso de relevancia durante la madrugada del 1 de enero. Y es que las celebraciones de fin de año, dada la gran cantidad de alcohol que ingieren muchas personas, siempre se suelen registrar peleas e incidentes múltiples. Sin embargo en esta ocasión parece que, salvo pequeños choques, se conservó el orden. La única problemática importante fue un caso de violencia familiar que tuvo que ser atendido por los trabajadores del centro de salud ‘El Rosario’ que estaban de guardia. Los protagonistas del suceso, tanto la víctima como el agresor, se encontraban en estado de ebriedad y el maltratador reconoció su culpa ante los efectivos policiales.

Tras tomar declaración al agresor, al que se localizó gracias a las indicaciones de unos vecinos dado que la víctima había ingerido demasiado alcohol y no lograba explicarse, el fiscal de Atalaya dio orden para que se le pusiera en libertad. De todos modos este caso ya ha sido remitido hasta  la capital de la provincia para que se realice la investigación oportuna.

La PNP no registró ninguna denuncia más, si bien el cuerpo de Serenazgo sí que advirtió pequeñas peleas en los lugares de fiesta, como la loza deportiva o la discoteca Palizada, que fueron solucionados en el momento sin que se generase mayor problema.

Intentan asaltar el bote ‘Dios es Amor’ cuando surcaba de Atalaya a Sepahua

REDACCIÓN (SEPAHUA). Después de que el lunes cinco encapuchados asaltaran en su camino a Atalaya al bote ‘El Barranquino’, el día jueves nuevamente la ruta entre Sepahua y Atalaya estuvo a punto de contabilizar un nuevo suceso de estas características ya que, según indican los pasajeros y responsables del bote ‘Dios es amor’, en la misma zona del último atraco, una chalupa les estuvo vigilando con la intención de, presuntamente, asaltarles. Sin embargo no lograron hacerlo porque el motorista, conocedor de que se trata de una zona delicada, optó por parar en un punto donde se agarra cobertura de en una zona alta y avisó rápidamente tanto a la Policía de Atalaya como de Sepahua de que una chalupa estaba siguiendo.

dios es amorUno de los pasajeros, Joel Castañeda, narró a Radio Sepahua cómo sucedieron los hechos. Según indicó, poco después de salir de Atalaya observaron como una embarcación rápida salía de una quebrada y les vigilaba. En ese momento la chalupa sólo transportaba a su motorista. Fue entonces que el propietario del ‘Dios del Amor’ optó por detener su embarcación en una playa donde viven dos familias para avisar a la policía. «Sé que en ese punto hay cobertura de móvil porque nosotros ya fuimos asaltados en el mes de septiembre prácticamente en este mismo punto y, gracias a tener línea de celular, pudimos avisar entonces a las autoridades», explicó Cruger Dávila, propietario del bote. Mientras aguardaban la llegada de las autoridades, tras 30 minutos aproximadamente, la embarcación sospechosa regresó ante ellos. «Al ver que nosotros nos habíamos parado volvieron, pero esta vez el motorista se había cambiado de polo y llevaba a dos personas más que, suponemos, antes iban escondidas bajo plásticos», dijo Castañeda.

Nadie descartó que este grupo sea también el responsable del asalto a ‘El Barranquino’ de días atrás. «Los señores que viven ahí nos han comentado que hay tres o cuatro chalupas que todos los días rondan el lugar», dijo Castañeda. El ‘Dios de Amor’ arribó a Sepahua sobre las 3.30 p.m. transportando unas 30 personas, entre ellas varias mujeres y niños. «En este caso, si nos hubieran asaltado, ni siquiera habríamos podido defendernos porque cuando estamos de retorno no nos ponen seguridad a bordo», dijo Dávila, «por ello hago un llamado a todas las autoridades para que contemos con seguridad, pues este tipo de sucesos se están empezando a generalizar en la ruta entre Sepahua y Atalaya y así no se puede garantizar un buen servicio para los pasajeros».

Si bien felizmente en esta ocasión todo quedó en un susto, en el suceso anterior se contabilizaron grandes pérdidas, pues sólo a uno de los comerciantes que viajaban le sustrajeron 90.000 soles. Además se ha conocido que también esta semana una mujer ha resultado muerta en la ruta Atalaya-Pucallpa después de que otra embarcación sufriera un asalto con armas de fuego.

Asaltan ‘El Barranquino’ con armas de fuego llevándose más de 200.000 soles

victimas de asaltoREDACCIÓN (SEPAHUA-ATALAYA). Cinco sujetos con armamento de guerra desvalijaron ayer sobre las once de la mañana todas las pertenencias de unos 20 ó 30 pasajeros del bote motor ‘El Barranquino’ mientras éste se desplazaba por el río Urubamba desde Sepahua con dirección a la ciudad de Atalaya. Como consecuencia de ello, una mujer de 54 años, concretamente la esposa del señor Melo, resultó herida por un roce de bala en su cadera.

Según indicaron las víctimas, el asalto se registró a la altura de la comunidad de Serjali, ya muy cerca de Atalaya, después de que la embarcación fuera retenida mediante amenazantes disparos con armas de fuego.

Los encapuchados aparecieron por el lugar a bordo de una pequeña y rápida embarcación – Chalupa. Ellos lograron acoderar la embarcación en la playa del río, donde obligaron a los pasajeros a arrojarse al suelo, después se apoderaron de sus bienes y dinero en efectivo, todo esto duró unos 40 minutos aproximadamente.

Se estima que los asaltantes se llevaron por lo menos la suma de S/. 200.000 soles y, por la forma en que buscaban el dinero en medio de los asientos y tablas, se deja entrever que los delincuentes manejaban muy buena información. Sabían de la presencia en ese bote de varios comerciantes que portaban grandes sumas de dinero ya que se dirigían a hacer las compras navideñas. Por esto, algunas víctimas aseguran que en Sepahua hay algún cómplice que facilita esta información. 

Aquellos que oponían resistencia, eran golpeados brutalmente por tres sujetos de porte militar, los mismos subieron al bote portando pistolas y Fall AKM. La señora que fue alcanzada por una bala presentaba una herida a la altura de la cadera como consecuencia del roce de la bala y fue atendida en el Centro de Salud de Atalaya.

Cabe recordar que en lo que va del año 2013 es el tercer caso de asalto en la ruta Sepahua – Atalaya. De lo que se sabe, no hay ningún investigado que haya sido citado por el Ministerio Público.

Vecinos de San José y Nueva Esperanza están hartos de que la empresa coreana malogre sus calles

REDACCIÓN (SEPAHUA). La queja llevaba varias semanas en la calle pero ahora está ya respaldado por un documento oficial. Los vecinos de San José y Nueva Esperanza ya se han quejado ante la Municipalidad Distrital de Sepahua por lo que, aseguran, empieza a ser más que una incomodidad. Y es que las calles de los dos barrios mencionados empeoran día tras día como consecuencia del tránsito continúo que efectúa por la zona la empresa coreana con su maquinaria pesada. «Efectivamente, hemos recepcionado un manifiesto emitido por los moradores del barrio San José en el cuál se quejan de que al pasar los camiones y grandes máquinas estropean unas calles que ya por sí están debilitadas como consecuencia de los trabajos de agua y desagüe», indicó el responsable del Área de Obras de la MDS, el ingeniero Manuel Feria.

En los últimos días varios han sido los incidentes que se han generado. Desde la apertura de grandes huecos que han hecho accidentarse a transeúntes y motocars, hasta el derribo de parte del cableado. Estos sucesos ya han sido puestos en conocimiento del representante de la empresa coreana en Sepahua, Andy Saavedra, quien se ha comprometido a donar combustible para que las vías sean reparadas. «Hay que estudiar alguna solución para que estos vehículos transiten por alguna vía alternativa ya que entorpecen el día a día de los moradores de San Juan y Nueva Esperanza», afirmó Feria.

El Comité de Seguridad Ciudadana se propone acometer acciones para aumentar la seguridad en el río

REDACCIÓN (SEPAHUA). Uno de los principales temas que se debatieron en la reunión que mantuvo el Comité de Seguridad Ciudadana el pasado domingo fue el de los peligros que muchas personas corren al navegar en el río. El motivo de que este asunto saliera a relucir se debió a los naufragios sucedidos el pasado viernes por la noche, cuando cuatro peque-peques volcaron ante los rápidos de Cumarillo.

IMG_3645Las autoridades allí presentes mostraron su preocupación respecto al tema. Entre ellos, el comisario Juan Siu Gómez, quien advirtió del peligro de viajar de noche sin ni siquiera portar chalecos salvavidas. «La población tiene que tomar conciencia, el naufragio ocurrió por falta de responsabilidad. No creo que puedan navegar en horas de la noche sin un faro»,  declaró.

El comisario aprovechó la oportunidad para solicitar apoyo a la Municipalidad Distrital de Sepahua y contar, de esta forma, con más recursos para este tipo de ocasiones. El alcalde distrital, Luis Adauto Chuquillanqui, ante esta petición, propuso «incorporar acciones al plan de Seguridad Ciudadana para aumentar la seguridad en el río» ante los últimos sucesos. Asimismo, reflexionó sobre la capacidad de respuesta actual de Defensa Civil, la que no cuenta con el equipo totalmente preparado. Para solucionar este aspecto, aseguró se pondrá en contacto con el secretario técnico para coordinar medidas de mejora.

Por su parte, el encargado de la base contraterrorista de Sepahua, aclaró que ellos solamente pueden acudir a este tipo de rescates si reciben la orden de sus superiores, ya que ni siquiera pueden ingresar en el río si no cuentan con el permiso necesario. Aun así, se ofreció para impartir una capacitación dirigida a los 10 serenos y de esta manera formarlos para que en el futuro sepan cómo actuar en situaciones como la sucedida el viernes pasado cuando tres peque-peques naufragaron. «No basta con saber nadar para que uno sea capaz de realizar un rescate», explicó el encargado.

Hallan el cadáver del técnico en electrificación ahogado a la altura de Chocoriari

muertoREDACCIÓN (SEPAHUA). Un morador del barrio Sol Naciente encontró, en la tarde del domingo 27 de octubre, el cuerpo sin vida del joven Guillermo Alarcón quien había desaparecido el miércoles anterior después de que la embarcación en la que viajaba junto a varios compañeros de trabajo se voltease en el río Urubamba, a la altura de la comunidad nativa de Chocoriari. Todas las víctimas de ese suceso laboran en el proyecto de electrificación Echarati-Sepahua y, aunque el resto logró salvar su vida, Alarcón no logró vencer el dificultoso oleaje del río generado tras la fuerte creciente que sorprendió a los navegantes.

Tal y como informó el máximo responsable del proyecto, el ingeniero José Ángel Díaz, el fallecido, natural de Echarati, tan solo contaba 22 años y tenía un bebé de apenas un año de edad. «Es una gran pérdida, todos los miembros de este equipo estamos muy apenados, pues Guillermo era un chico muy alegre y trabajador», aseguró Díaz. Respecto a las circunstancias en que se halló el cadáver, el juez Robinson Pezo, quien se encargó del levantamiento del cadáver, indicó que el cuerpo se encontraba totalmente sumergido, con tan solo el esqueleto, a excepción de la mano izquierda. «Quien lo encontró estaba rastreando la zona en busca de un familiar que también desapareció días antes», informó el juez, «y avistó la mano que quedaba fuera del agua». Precisamente esa parte del cuerpo fue la que permitió reconocer a la víctima, pues en ella llevaba tatuadas unas iniciales que no dejaban duda alguna.

Fuertes lluvias dejan al menos 42 familias afectadas

REDACCIÓN (SEPAHUA). El cielo enfurecido de manera ininterrumpida durante siete horas (desde las 23.00 del sábado hasta las 06.00 del domingo) dejó un balance de, al menos, 42 familias afectadas por importantes inundaciones en sus viviendas. A todas ellas se les brindó ayuda inmediata repartiendo un kit de emergencia compuesto por alimentos de primera necesidad para solventar las primeras 24 horas tras el suceso. Esa es la cifra de afectados, proporcionada desde la Municipalidad Distrital de Sepahua con un 70% de evaluación de daños. De todos modos horas después se comenzaban a notificar más casos, motivo por el cual el dato se ha ido ampliando hasta casi alcanzar el medio centenar.

imagen 023«Hacía mucho tiempo que no se veían lluvias tan intensas por más de siete horas, lo que ha provocado que sobre todo la quebrada waiwasi haya crecido inundando varias casas», declaró el alcalde distrital, Luis Adauto, tras asegurar que la Municipalidad se constituyó en diferentes equipos para atender, desde primera hora, las necesidades de la población. Los barrios más afectados, enumeró, fueron Las Brisas, San Miguel, Belén y San José. Concretamente, moradores de Las Brisas y Belén mencionaban que hacía más de una década que no se producía un siniestro natural de estas características.

La evaluación de los daños continúa luego de haberse mantenido, a primera hora, una reunión de urgencia con todos los integrantes el Comité de Defensa Civil al objeto de planificar las acciones que se llevarán a cabo. Y es que no hay que olvidar que, además de los domicilios (cuyos daños no han sido excesivos), hay sembríos afectados, especialmente en San Miguel. «Hay que entender la diferencia entre damnificado y afectado, pues el primero es quien lo ha perdido absolutamente todo y en este caso no ha sido así», recordó Adauto, «lo que sí debemos reparar obligatoriamente es el puente que conecta San José y Las Brisas, que se ha visto muy afectado, así como el alcantarillado de Las Brisas».

Recuperar caños naturales que se han cerrado como producto del desarrollo de la ciudad y mejorar los drenajes es, ahora, la prioridad para que durante el resto del invierno se minimicen los riesgos de inundación que Sepahua sufre cada invierno. Además, indicó Adauto, es hora de hacer autocrítica también: «Zonas como San José o San Miguel, que han crecido muchísimo en los últimos años, no lo han hecho de acuerdo a una planificación para el crecimiento ya que no contamos con un catastro urbano. Hay viviendas en zonas que son bajas y cualquier fenómeno fluvial, y con todos los accesos cerrados, van a generar daños como estos». El objetivo, pasados los peores momentos, es ahora realizar un plan de acción, así como un análisis de riesgos y soluciones con el que encarar el futuro.

REUNIÓN DE URGENCIA. El comité de Defensa Civil ha convocado una reunión de emergencia en la que han estado presentes, entre otros, el gobernador de Sepahua, Henry Tuesta, y el jefe de la Comunidad Nativa de Sepahua, Maiker Ramos. Algunos presidentes de barrios, representantes de La Marina, la Policía o el Centro de Salud, así como los responsables de las instituciones educativas y otros colectivos también han conocido el informe elaborado por Defensa Civil y han sugerido mejoras y modos de trabajar en determinados puntos de la ciudad. En los próximos días se irán implementando las acciones propuestas. De entrada, se ha convocado a una reunión a los presidentes de los 25 barrios de Sepahua al objeto de pedir su colaboración como conocedores de sus barrios, así como de los puntos que son más vulnerables en caso de lluvias fuertes como las vividas.

Una víbora shushupe muerde a un vecino de Puija a la altura de la rodilla

REDACCIÓN (SEPAHUA). Santos Pinedo Isacio, de 44 años de edad, sufrió en la mañana del viernes 11 de octubre una mordedura de víbora shushupe en su rodilla derecha. El animal le atacó minutos después de que se introdujera en los montes cercanos a su vivienda, en el barrio Nuevo San Juan de Puija. Según declaró él mismo, había salido cuando todavía no había amanecido para tratar de cazar algún animal para la comida del resto de la familia. «No la he podido matar, pues ha sido al alumbrarla con mi linterna cuando se ha venido de frente a por mí», informó ya sobre su cama del Área de Hospitalización del Centro de Salud ‘El Rosario’ de Sepahua. El suceso ocurrió a las 5 de la mañana. 

vibora1La primera persona en prestarle auxilio fue su cuñado, Gelder Canayo. «Él ha podido llegar por sus propios medios hasta la casa, así que al toque le he montado en la peque y le he llevado hasta la posta», explicó. Hay que señalar que el barrio Nuevo San Juan, donde ambos viven, está al otro lado del río del lugar en el que se ubica la posta de salud de Puija. El responsable de la misma, el enfermero Efrén Majín, fue alertado en su casa e inmediatamente comprobó que los signos vitales eran correctos y colocó la vía preceptiva al paciente. «Como podía empeorar en el tiempo siguiente, traté de comunicarme con el doctor David para que me enviasen una ambulancia desde Sepahua pero como era tan temprano todavía su celular no tenía línea», explicó. El sistema de radiofonía del centro médico se encuentra malogrado, de ahí que el primer aviso llegase a través del regidor Juan Torres, pues fue la primera persona con la que se logró comunicar mediante la radiofonía. «Hablé con el regidor y le indiqué que alertara al doctor David», dijo el técnico de Puija.

A las 8.40 la embarcación del centro de salud partía rumbo a Puija, llegando al lugar sobre las 09.15 horas. Allí, el señor Pinedo se encontraba consciente, tan solo con dolor en su pierna derecha que ya había sido convenientemente vendada. Nuevamente se comprobaron sus signos vitales y, tras comprobar que se encontraban en buen estado, fue embarcado gracias al apoyo de un grupo de vecinos. A su llegada a Sepahua el herido fue internado en el área de hospitalización, donde se le han realizado  análisis clínicos a la espera de cuál sea su evolución. «En estos casos proporcionar suero antiofídico en las primeras horas es clave, pues el veneno de este animal es letal», indicó la doctora Karin Yoplac tras un primer diagnóstico. Cabe resaltar que el Centro de Salud del Rosario atiende un promedio de uno o dos casos cada mes por mordedura de víboras. Entre ellas, la shushupe, es de las más comunes.

Investigan el posible robo de cableado del proyecto de electrificación del Bajo Urubamba

cablesREDACCIÓN (SEPAHUA). Al proyecto de electrificación del Bajo Urubamba, que proporcionará luz 24 horas a las comunidades nativas ubicadas entre Echarati y Sepahua, le ha salido un nuevo inconveniente. Según apuntan fuentes diversas, un grupo de sujetos aún por identificar estaría sustrayendo parte del cableado de este proyecto y trasladándolo a Sepahua en horas de la noche. Una de las personas que ha denunciado este asunto ante las autoridades indica que, concretamente, la zona afectada por estos robos es el sector de Cumarillo y el vial que conduce a Texas. «Llegan a partir de las 11 de la noche, cuando se apaga la luz. Son personas foráneas, no son de acá. Esto resulta indignante porque el proyecto es un bien para nosotros, para toda la población de Sepahua, no para que lo destruyan, pues si no la electrificación nunca va a ser una realidad», declaró una testigo ante los micrófonos de Radio Sepahua.

Los responsables de la Municipalidad Distrital de Sepahua admitieron tener conocimiento de estas sospechas pero prefirieron ser cautos. «Este asunto ya ha sido trasladado a los efectivos de la policía y se está investigando. Están haciendo seguimiento y vigilancia», declararon desde la MDS, «de todos modos antes de tomar las medidas oportunas hay que comprobar que los cables que se están desembarcando proceden del proyecto de electrificación, pues quizás los estén sustrayendo de otros trabajos que se vienen acometiendo en comunidades nativas como Miaría». También se aseguró que ya existen supuestos infractores sospechosos a los que, de comprobarse su culpabilidad, se detendrá y se sancionará con las medidas que estipulen las leyes vigentes.

500 soles de multa por vender terocal a menores de edad

REDACCIÓN (SEPAHUA). La Subgerencia de Control, Fiscalización y Recaudación de Impuestos de Sepahua multó al establecimiento comercial denominado “El Chapulín” con 500 nuevos soles por consentir la venta de terocal a menores de edad. Hay que recordar que dos días antes tres jóvenes, dos de ellos sin haber cumplido todavía 18 años, fueron retenidos por el cuerpo del Serenazgo y trasladados hasta la comisaría de la Policía Nacional del Perú tras ser hallados inhalando terocal en las proximidades del aeropuerto. Fueron ellos quienes indicaron que habrían adquirido dicho producto en ‘El Chapulín’.

Radio Sepahua conversó con el subgerente de recaudación de impuestos, Heber Campos, quien informó que se trata de la primera multa que se ha impuesto por este motivo pero que, dada la problemática que existe con los jóvenes adictos al terocal, se impondrá mano dura ante quienes permitan la venta a menores. «Los demás establecimientos se están cuidando, pues saben que se trata de multas altas», advirtió. La cuantía de estos castigos oscila desde los 500 soles hasta los 30 días de clausura del establecimiento en caso de que se denuncie hasta en tres ocasiones al mismo comercio. El documento que recoge este asunto es la normativa número 2 del año 2012.